Nalda, un pueblo lleno de esperanza

En estos tiempos difíciles que atravesamos y en los que predominan las malas noticias, también tenemos espacio para la esperanza, desde Nalda nos envían hoy muy buenas noticias desde la Residencia de la 3ª Edad Misioneras Nuestra Señora del Pilar, en la que todos los ancianos, el personal trabajador y las Hermanas se encuentran en perfecto estado y ganando la dura batalla contra el Covid-19 a la que se enfrentan las residencias.

Desde el Ayuntamiento de Nalda e Islallana se lleva tiempo afrontando la crisis con responsabilidad y determinación. Antes de que se decretase en España el estado de alarma, se suspendieron las fiestas patronales de Islallana para garantizar la salud la población.

Una vez decretado el estado de alarma, en estos días complicados que estamos pasando y en los que nos quedan por delante para afrontar la crisis del Covid-19, también hay lugar para sacar lo mejor de nosotros mismos. 

Para apoyar a las familias y a los negocios del pueblo desde el Consistorio se han llevado a cabo medidas fiscales: suspendiendo la aplicación de todos los impuestos y tasas municipales y ampliando, también, el plazo de voluntaria de aquellos impuestos que ya se habían pasado al cobro con anterioridad a la crisis sanitaria. Esta suspensión tendrá vigencia hasta la finalización de esta situación y, posteriormente, se establecerá un plazo más amplio para que los vecinos y negocios puedan ir recuperándose económicamente.

Asimismo, desde el Ayuntamiento se han llevado a cabo medidas sociales para salir de esta crisis unidos y sin dejar a nadie atrás, poniendo en marcha un servicio para llevar los productos de la compra o de farmacia a aquellas personas que no puedan salir de sus casas (este servicio puede solicitarse en el teléfono 941447203). Esta medida ha contado con la colaboración de los establecimientos del municipio. Fundamental está siendo también la solidaridad y el apoyo entre vecinos.

Otra iniciativa solidaria ha sido la elaboración de pantallas protectoras por parte de un vecino del pueblo que el Ayuntamiento de Nalda e Islallana ha puesto a disposición de todos los trabajadores del municipio que trabajan de cara al público, así como a pueblos vecinos o también a Cáritas, para protegerles a ellos y a todos los que hacen uso de los servicios que llevan a cabo.

También los niños del pueblo han enviado sus mensajes de optimismo y esperanza participando en la iniciativa “Dibujos para la esperanza” para hacerlos llegar a toda la población, niños que además están teniendo un comportamiento ejemplar.

El Alcalde, Daniel Osés se ha mostrado profundamente agradecido y orgulloso “de la respuesta de todo el pueblo frente a la crisis, con la solidaridad colaboración y responsabilidad que están mostrando para superar esta dura situación que estamos atravesando”. El primer edil ha querido “dar las gracias también a la Brigada Municipal, a los Bomberos forestales y a la UME por su gran trabajo en la desinfección de nuestro pueblo y en la Residencia, así como al puesto de la Guardia Civil por su trabajo constante”.

Osés ha querido finalizar con unas palabras de reconocimiento y cariño para la Residencia de la 3ª Edad Misioneras de Ntra. Sra. del Pilar “una de las instituciones más queridas de nuestro pueblo a la que quiero enviar toda nuestra admiración por el trabajo de todo el personal, de las Hermanas y de los ancianos, a los que tantas ganas tenemos de volver a ver. A nuestros mayores les debemos todo y saber que todos los ancianos de la Residencia están bien es la mejor noticia que podemos tener”.

Esta entrada fue publicada en noticias-cat. Guarda el enlace permanente.