Recuperación y puesta en valor de “Los Palomares””

 

El Ayun­tamien­to de Nal­da e Islal­lana sigue reforzan­do su apues­ta de recu­peración y pues­ta en val­or de su Pat­ri­mo­nio, en esta ocasión con un ilu­sio­n­ante proyec­to que tiene como pro­tag­o­nista las Cuevas de “Los Palo­mares”, uno de los ele­men­tos pat­ri­mo­ni­ales más atrac­tivos de la localidad.

La actuación, pro­movi­da por el Ayun­tamien­to de Nal­da e Islal­lana, cuen­ta con sub­ven­ción prove­niente de fon­dos europeos.

Este impor­tante com­ple­jo rupestre de Los Palo­mares, con­sti­tuye un gran hito  en el paisaje del munici­pio que merece ser preser­va­do. Con ese obje­ti­vo y con el de hac­er de estas cuevas un recur­so cul­tur­al, educa­ti­vo y turís­ti­co, recien­te­mente han dado comien­zo actua­ciones encam­i­nadas a su con­sol­i­dación y adecuación.

Se lle­varán a cabo tra­ba­jos de car­ac­ter­i­zación arque­ológ­i­ca, estu­dio históri­co, así como de insta­lación de pan­el­ería explica­ti­va, señal­ización, mobil­iario y ele­men­tos de seguridad.

Las obras de con­sol­i­dación que se van a lle­var a cabo pre­tenden ser respetu­osas con el bien, por ello se uti­lizarán mate­ri­ales nat­u­rales (morteros de bar­ro, madera…) y se ha opta­do por solu­ciones que no impacten visual­mente y que per­mi­tan sal­va­guardar su idios­in­cra­sia. Con el obje­ti­vo de paliar el dete­ri­oro nat­ur­al se colo­cará un con­tra­fuerte de tapi­al en la base de las cuevas, la cual se encuen­tra socava­da; y para evi­tar la erosión de vien­to se plan­tará una bar­rera veg­e­tal y se cer­rarán algunos huecos.

Para garan­ti­zar la seguri­dad de los vis­i­tantes se pro­ced­erá a estable­cer pro­tec­ciones en las zonas con ries­go de caí­da, se restringirá el paso a las zonas que se encuen­tran en peor esta­do y se reti­rarán man­ual­mente todos aque­l­los ele­men­tos que puedan despren­der­se. Para facil­i­tar el acce­so se insta­lará una escalera de madera con un tejadil­lo de pro­tec­ción en su tramo final.

Final­mente, para mejo­rar su aspec­to se susti­tuirán los morteros de cemen­to por otros de bar­ro y se limpiarán, reti­ran­do are­na y cas­cotes caídos.

La actuación tam­bién con­tem­pla el acondi­cionamien­to del sendero que parte a las mis­mas des­de el pueblo, el cual, con un recor­ri­do de una media hora, per­mite dis­fru­tar de unas boni­tas vis­tas al munici­pio de Nal­da y al valle del Iregua. Se insta­lará un val­la­do, en la parte del camino que dis­curre por un pro­fun­do bar­ran­co, señales de itin­er­ario que indiquen el camino a los vis­i­tantes, y pan­e­les infor­ma­tivos. La platafor­ma exis­tente en la base de las cuevas se con­ver­tirá en un área de esparcimien­to, con ban­cos y zona de descanso.

La infor­ma­ción que se recabe en el estu­dio históri­co – arque­ológi­co se plas­mará en una serie de pan­e­les, fol­letos y carte­les. Y, pen­san­do sobre todo en las per­sonas con movil­i­dad reduci­da, se va a grabar un video 360º, encam­i­na­do a la creación de una visi­ta virtual.

En pal­abras del Alcalde de Nal­da e Islal­lana, Daniel Osés,“esta actuación  supon­drá además un gran atrac­ti­vo turís­ti­co para Nal­da y para la zona, reforzan­do la apues­ta por el Pat­ri­mo­nio como ele­men­to de desarrollo”.

 

Esta entrada fue publicada en noticias-cat. Guarda el enlace permanente.