Salen a la luz las suntuosas estancias del Castillo de Nalda

La última excavación arqueológica acometida en el Castillo de Nalda Señorío de Cameros ha sacado a la luz un conjunto de materiales arqueológicos excepcionales, entre los que sobresalen los que han formado parte de la construcción ya que nos permiten imaginarnos las esplendorosas salas con las que contó en su interior.

A lo largo de su historia el Castillo de Nalda desmpeñó varias funciones: defensiva (Edad Media),  palaciega (Edad Moderna) y administrativa (en su última etapa).

En los niveles excavados por los arqueólogos se han encontrado abundantes elementos arquitectónicos fragmentados, los cuales, en origen,  cubrían las paredes y los techos de las estancias dotándolas de un aspecto muy diferente al actual, creando espacios señoriales que correspondían al gusto y pretensión de la fase palaciega, en torno al siglo XVI.

Destacan los estucados decorados. Estos estucos fijados a los muros cumplían una función puramente estética y permitían exponer ricas decoraciones más fácilmente que si hubieran sido realizadas con otros materiales y técnicas. Priman las molduras y arcos pero también hay otros elementos escultóricos como capiteles. Están pintados,  generalmente las figuras están contorneadas en negro y los rellenos y los fondos varían entre azules, dorados o colores tierras. Algunas presentan grafías.  También se han encontrado fragmentos de paredes con figuras de animales pintados con vivos colores.

Cabe señalar el descubrimiento de elementos arquitectónicos tallados en piedra arenisca, resaltando una balaustrada que formaría parte de la decoración exterior del patio o de la escalera monumental del palacio. Todo ello confirma el esfuerzo aplicado en la remodelación del Castillo de Nalda en su fase residencial y la importancia de la estética en su realización.

Además, como en anteriores campañas se han encontrado otros materiales constructivos como azulejos de cuenca y arista y lo que viene siendo habitual, fragmentos cerámicos correspondientes a la vajilla de los moradores del castillo.

El Ayuntamiento de Nalda e Islallana y la empresa ArqueoRioja están estudiando diferentes vías para dar a conocer estos materiales arqueológicos, de forma digital o con exposiciones de carácter temporal que permitan el acceso y divulgación de estos descubrimientos.

Esta entrada fue publicada en noticias-cat. Guarda el enlace permanente.