Arco de la Villa

Arco de la Villa

arcobuena

Uno de los elementos constructivos más llamativos de Nalda es sin duda el Arco de la Villa, antigua puerta de entrada al complejo fortificado.  Hoy en día comunica la Plaza de la Fuente con la iglesia de La Asunción.  Realizado en sillería, está formado por un arco apuntado bajo un torreón cuadrado. En el interior, el torreón posee un garitón cilíndrico volado y un gran cubo redondo, que actualmente se encuentran revocados. El caminante comprobará que todavía es posible adivinar el recorrido de la muralla observando las traseras de las casas ubicadas en las calles Carcava, Matín gavero y Avenida.

La arquitectura defensiva de la Villa, que perteneció al señorío de Cameros, se completaba con un castillo de cuya existencia hay noticias desde el año 1299 y que ahora se pueden ver las excavaciones realizadas y su recuperación.