Ermita de Villavieja

Se encuentra cerca del pueblo, a menos de 1 km de distancia hacia el sur. Es una construcción de mampostería y ladrillo, de una nave, cabecera rectangular con cúpula con linterna sobre arcos de medio punto.

La sacristía está al este de la cabecera. La portada es de medio punto y se sitúa al sur, teniendo otra adintelada a los pies, de paso a la antigua casa del santero y cofradía. Es un edificio barroco del S. XVII, reutilizando partes del S. XVI. Se encuentra construida sobre los restos de un templo medieval. La imagen de la virgen titular del siglo XIV, fue robada y posteriormente recuperada gracias al empeño de los vecinos del pueblo.

El enclave, al parecer, contaba, en época medieval, con un poblado en derredor, de ahí el nombre de Villavieja.